diciembre 16, 2010

Tres pequeñas reseñas...

Contracorriente (Undertow) - Javier Fuentes-León , 2010

La película toma en consideración (con algunas analogías a "Brokeback Mountain" de Ang Lee, evanescientes y remodeladas) temas y caracteres universales: un microcosmo que refleja el macrocosmo, una situación temporal y sentimental que se vuelve a conectar con las tradiciones y con el pasado, esperando en el futuro, y que consolida sus vínculos con nosotros mismos a través de mitos, en la profundidad del tiempo y del mar, de nuestra cultura. Encontramos  todavía en superficie el modelo "clásico" del trío amoroso, aún más profundo, "Contracorriente" es sobre todo una historia de amor absoluto que se tropieza con la estabilidad, con el amor de Miguel (Cristian Mercado) hacía su esposa (Tatiana Astengo) y su pequeño hijo recién nacido, con las tradiciones religiosas del pueblo de Cabo Blanco (en la costa de Perú), y principalmente con la interioridad y la cosciencia del mismo Miguel, que, si bien se encuentra a vivir apasionadamente la relación secreta con el pintor Santiago (Manolo Cardona) no logra admitir la evidencia y tendrá que combatir con una decisión drástica cuando la situación será inesperadamente modificada. A Miguel en un primer momento parecerá de vivir en una solución ideal y surrealista, entre los amores de la esposa, del hijo y del amante, pero el destino pondrá por delante la verdad ante todo... Javier Fuentes-León ha sabido encajar perfectamentela esta perla, en una concepción ejemplar del tiempo y del espacio, una estupenda "puesta en escena" de la naturaleza de los paisajes y de las personas, una inmersión (también literal) en los ambientes, en las costumbres y en las psicologías, en las pasiones indomables que no se pueden esconder (pasiones pero que son constructivas) y por último en la enseñanza de la aceptación, de la maduración, del respeto - ya sea de una única persona que de la colectividad -, del conocimiento, del saber remediar a los errores y a las injusticias. Ética y humanidad (firmeza viril) tratadas con un estilo seco pero compartícipe, ardiente, conmovedor, natural, sincero y auténtico, erótico y dulce, doloroso y alegre, realista y fantástico: ver para creer y dejarse transportar de la (contra)corriente.

En dos palabras : Una insólita historia de fantasmas ambientada sobre laa costaa del Perú, en la cual un pescador lucha para conciliar la devoción de su amante con las rigurosas tradiciones de la comunidad local. "Contracorriente" es quizás en este momento un pequeño clásico, que todos deberían visionar.

Valoración : 8.5/10



Incendies - Denis Villeneuve , 2010

Incendies es una película que no da tregua: golpea al espectador desde la primera hasta la última escena y lo obliga a realizar un análisis de un acontecimiento cruel. Es una película necesaria porqué declara en manera trágica y explícita la insensatez de la guerra y el drama de una mujer marcada por las injusticias más terribles. Denis Villeneuve es un director valiente, capaz de poner en escena la secuencia más cruda y de hacernos recordar que aquella que vemos no es más que pura ficción. El mensaje socio-político de la película es directo: Nawal (una fantástica Lubna Azabal) vive sobre su propia piel el conflicto árabe-israelí y la gravedad de un único enfrentamiento difiere a una dimensión universal que engloba todas las trágicas consecuencias de las guerras contemporáneas. Nawal de joven fue echada de casa por haber escuchado sus propios sentimentos, y desde ese momento se empeñará activamente para construir y construirse un futuro de paz. Sin embargo se verá obligada gracias a la  guerra a realizar nuevamente otro viaje. Nawal buscará obstinadamente lo que debería haber sido, sigue el amor que la ata a sus hijos, pero avanzará sola en una realidad negativa donde la humanidad es olvidada, enterrada bajo los escombros de pueblos destruidos... Basado en la pièce teatral homónima de Wajdi Mouawad, "Incendies" del canadiense Denis Villeneuve esta inspirada en la historia de una mujer existida realmente e que ha vivido acontecimientos parecidos a aquellos narrados en la obra. El profundo sufrimiento de las íntimas historias personales y la dureza, en algunas escenas por la desagradable crueldad, de un escenario histórico, se funden y se confunden en una pintura que se mezcla perfectamente con los diferentes y violentísimos colores del resto. El brusco íncipit, encantado por las melancólicas notas de Radiohead, y el fulminante final digno de la mejor tradición sofoclea, confluyen para hacer de esta película una experiencia de vivir en toda su plenitud.

En dos palabras : Dolorosa, cautivadora y provocativa, aunque sí la obra de Villeneuve no se plantea de ser una película política, no deja de recordar que las violencias políticas tienen repercusiones en la vida de las personas.

Valoración : 7.5/10



Hævnen (In A Better World) - Susanne Bier, 2010

Al Occidente le gusta imaginarse como un modelo de civilización de exportación, ama verse como un mundo mejor al cual se pueda  aspirar, pero Susanne Bier se toma la molestia de disentir o por lo menos insinuar la duda, de levantar la mano y tener en cuenta las contradicciones que nuestra sociedad produce, o mejor aún que nuestra naturaleza considera, arriesgando el acercamiento entre un conflicto tribal africano y un episodio de intimidación en Dinamarca. De esta manera se abren las puertas de un melodrama moral que explora diferentes formas de violencia y que se interroga sobre la posibilidad de restablecer el orden del civismo sobre el caos, sobre la ignorancia, sobre las ofensas gratuitas, sobre las prevaricaciones cotidianas, sobre las prepotencias, sobre las heridas infligidas aunque involuntariamente, sobre aquellas adquiridas por debilidad, sobre el miedo, la rabia, la pérdida. Susanne Bier nos acompaña en este cuadro complejo de disfunciones familiares tejiendo un lienzo rico de tensión y ambigüedad pero que cede en un par de ocasiones (el inicio y el final, sobre todol, en la parte africana de la película) en un resbalón en el exceso y en la equivocidad. Es un viaje (con tanto de montaje) alternado entre el África con los médicos del territorio y la Dinamarca opulenta con sus respectivos burgueses. La película es objetivamente ambiciosa, pero consigue moverse con desenvoltura, valentía y voluntad en las caracterizaciones articuladas y siempre bastante densas gracias al respaldo de un cast notable. La dirección es elegante y confirma el talento de Susanne Bier en el navegar con sensibilidad entre las insidias de historias corales difíciles que hacen reflexionar y sondan zonas profundas y universales. En este juego masacrador de buenos sentimientos, en esta mal disimulada malicia, pareciéra de encontrarnos frente a una gran película. Pero los vidrios más robustos poseen también el propio punto débil y a penalizar ulteriormente el prometedor inicio se registra un decaimento del clima tenso y del ambiente oscuro que habían enmarcado admirablemente los acontecimientos de los personajes; caída que se siente en el último cuarto de hora durante el cual se cambia tonalidad girando inesperadamente sobre matices más cálidos y complacientes similares a aquellos del final feliz de la "fiction" más convencional. Una verdadera pena...

En dos palabras : Susanne Bier realiza una compleja reflexión sobre la violencia y sobre las presunciones de un occidente lleno de problemas y contradicciones. El resultato es elegante y poderoso, pero sufre pequeños desvanecimientos en la historia.

Valoración : 6/10


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...