febrero 02, 2012

Película del día...

Tinker Tailor Soldier Spy - Thomas Alfredson , 2011

Muchas veces las cosas no son lo que parecen. En el mundo del espionaje más que nunca. La verdad se oculta bajo capas y capas de diferentes versiones, puntos de vista, desviaciones. Y lo dice también, en un momento de la peícula, el personaje interpretado por Mark Strong : "La capacidad de observar es la característica principal de una espía".
George Smiley es un agente secreto inglés al borde del retiro, encargado por el gobierno de realizar una misión especial, en plena Guerra Fría. “There’s a mole. Right at the top of the Circus” le dicen: esto quiere decir que su última tarea será encontrar un "topo" soviético dentro del "Circus"(el más alto nivel del British Intelligence Services) y poner fin al peligro que corren todas las operaciones. En 1979, la BBC produjo una miniserie de televisión en siete episodios "Tinker Tailor Soldier Spy", dirigida por John Irvin. Hoy es Tomas Alfredson a llevar por primera vez a la gran pantalla la novela homónima de John Le Carré, de la cual fue basada la miniserie protagonizada por Alec Guinness.

Para poder realizar esto, el director sueco de la bellísima "Let the Right One In" abandona la nieve y el frío de su país para aterrizar en el Reino Unido. Aterrizando en Inglaterra, Anderson encuentra un clima ideal para continuar un discurso estilístico iniciado con su anterior película: El de la Europa de la Guerra Fría. Un clima glacial, frío, inquietante. Una pátina de color gris azulado se apoya en los perfectos planos de "Tinker Tailor Soldier Spy", enfatizando la limpieza geométrica de los interiores y las líneas de los edificios, cambiando de color a un mundo que está incubando violencia y engaños. Smiley es casi un fantasma que vaga tranquilo dentro de un mundo donde cada uno hace su propio juego. Observa y trata de arrojar un poco de luz sobre las tantas sombras que se desvelan después de haber descubierto una nueva pista. Se mueve a través de varios puntos de vista, historias directas, códigos (Tinker, Tailor, Soldier, Spy non son otra cosa que los nombres en código para identificar a los sospechosos). Entrando en un gran misterio y obligado a revelar los secretos más incómodos de sus colegas de siempre...

Un juego de ajedrez que definir complejo sería un eufemismo, desde el momento que requiere la máxima atención del espectador durante toda la película. Algunos detalles pueden perderse fácilmente en el camino, pero no es algo grave: al director interesa mucho más envolver al espectador por completo, recreando perfectamente una época oscura. Bastaría, de hecho, aquello que es evidente para todos en hacer de  "Tinker Tailor Soldier Spy"  una película de altísimo nivel, claro ejemplo, riguroso y elegante de técnica cinematográfica en un sentido amplio y total. La precisión de la escritura es impecable, la calidad de la cinematografía, la atención casi maniacal del vestuario y de la escenografía, el impresionanate nivel de actuación de un cast compuesto por muchos de los nombres de mayor relieve de la mejor escuela de actuación en el mundo, la británica.

Gary OldmanJohn HurtColin Firth, Tom Hardy, Benedict Cumberbatch, Mark Strong, Toby Jones, Ciaran Hinds y Dencik David, realizan juntos un trabajo excepcional. Quien destaca claramente sobre los demás, y era fácil intuirlo, es Gary Oldman. Frío, impasible, como si fuera de hielo, pero dispuesto a "derretirse" y elevar el tono de la voz sólo cuando realmente es necesario. Su personaje y su interpretación son una maravillosa metáfora de la película misma: que es un diesel complejo de descifrar, pero que comienza a excavar en las emociones y conquista a aquellos que están preparados para disfrutar de un espectáculo fascinante e incluso original para tiempos como estos. Y todos estos elementos, hábilmente combinados, contribuyen a hacer de "Tinker Tailor Soldier Spy" una las mejores películas de espías jamás realizadas, una película que parece provenir de los años setenta. La película está ambientada en 1973, un año antes de que se estrenará "The Conversation" de Francis Ford Coppola. Con la cual tiene más de una simple afinidad: A buen entendedor, pocas palabras...

"Tinker Tailor Soldier Spy", es una película inteligente en la estratificación de múltiples niveles de las posibles lecturas que permiten al espectador de ser capaz de afrontar de manera diferente dependiendo de sus habilidades e/o intereses. La películas no sólo es recomendable, sino también necesaria, tanto para los amantes del género como para todos los cinéfilos: Alfredson es magistral en el montar y desentrañar el desarrollo complejo de la historia por un lado, mientras por el otro con un tono apagado de sincero humanismo revela y empatíza con las soledades y debilidades de sus espías. En  "Tinker Tailor Soldier Spy"  las pasiones son más fuertes cuando menos son mostradas, como un espía, especialmente hábil cuando (obviamente) es más invisible. Y Tomas Alfredson lo confirma con una elección que sólo un director de su calibre podía concederse: con la leve ruptura de un final que, sobre las notas de "La Mer", tiñe de repentina y (aparentemente) ligera ironía un final que es mucho más tenso y desilusionado de lo que parece. Simplemente memorable.

 Valoración : 9/10



En dos palabras : Con "Tinker Tailor Soldier Spy" Tomas Alfredson nos regala una nueva e importante prueba, que es también la confirmación evidente de la extraordinaria peculiaridad de su cine: ser capaz de atravesar los géneros respetandolos en la sustancia, pero "driblandolos" temerariamente, para "renovarlos" y vivificarlos en la forma tan profundamente, de convertirlos más inquietos y "actuales", transformandolos de esta manera en preciosos objetos cinematográficos que el tiempo podría convertir en verdaderas joyas de culto.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...