junio 21, 2011

Las 50 Mejores Películas de los 90's IV.

20. Riff-Raff de Ken Loach (1991)


En esta comedia ligera y amarga, pero de ninguna manera frívola o despreocupada, Ken Loach traza un inolvidable retrato de Inglaterra de finales de los 80, bajo el gobierno conservador de la férrea señora Thatcher. Entre despidos injustos, falta de sistemas de seguridad , divisiones y venganzas, el sitio de construcción se convierte en metáfora de la misma Gran Bretaña, catalizando, en un espacio tan pequeño, el conocimiento humano en su totalidad. "Riff-Raff" representa probablemente una de las más realistas representaciones posibles de las consecuencias directas del éxito neoliberal en la sociedad post-industrial occidental. Sin lugar a dudas la obra maestra de Ken Loach. (tráiler)



19. Ed Wood de Tim Burton (1994)


Tim Burton consagra una figura que, después de todo, no era más que un inepto y en el hacerlo ha firmado una de las más grandes declaraciones de amor hacia el séptimo arte. "Ed Wood" es en efecto una película sobre el cine, sobre la pasión que impulsa a muchísimas personas a invertir todas sus fuerzas en lo que creen que es lo más importante, más allá de toda posible evaluación. Obra perfecta desde todos los puntos de vista: escrita óptimamente; dirigida de manera sublime, con una bellísima fotografía y sostenida por un cast en estado de gracia en el que destacan un perfecto Johnny Depp y un superbo Martin Landau. Quién ama el mundo del cine no podrá no apreciar esta película. (tráiler)



18. The Big Lebowski de Joel & Ethan Coen (1998)


"The Big Lebowsky" es el producto de una comedia cínica y sagaz, capaz no sólo de entretener sino también de poner en serias dudas los principios más sólidos de la sociedad americana, con un aluvión de situaciones ridículas y diálogos mordaces que consagran en el mundo del cine indipendente el trabajo de dos mentes verdaderamente brillantes. Divertida y agradable comedia en estilo noir, "The Big Lebowsky" está constelada por guiños críticos que, aunque endulzados por aquella naturaleza cómica no se desnudan de su dureza, dejando espacio también a implicaciones de tipo reflexivo y algunas veces polémico que contribuyen en convertirla en una pelicula inolvidable... Un cult!. (tráiler)



17. Trois Couleurs: Bleu (Three Colors: Blue) de Krzysztof Kieślowski (1993)


El íncipit de "Trois Couleurs: Bleu" es durísimo, se percibe en el aire enrarecido por el espectro de la muerte inminente, la vida pende de un hilo; entendemos que es una cuestión de segundos, la existencia es una llama tenue que puede apagarse para siempre. Kieślowski nos acoge así, a través del dolor nos abre la puerta de la mente de Julie (una grandiosa Juliette Binoche), para entenderla sin juzgarla, para sentirnos cerca a ella, la cámara coge al espectador y lo lleva dentro de Julie. El gran trabajo de Kieślowski, cineasta extraordinario, no ha sido sólo el de ofrecernos a través de la película un retrato detallado que indaga en el alma de una mujer, que recorre el dolor de quién a pesar de todo tiene que seguir viviendo; sino de haber sido capaz de expresarlo utilizando al máximo y en su totalidad las potencialidades que ofrece el cine. (tráiler)



15. Mononoke-hime (Princess Mononoke) de Hayao Miyazaki (1997)


"Mononoke-hime" es la demostración tangible de la diferente concepción de cine de animación en oriente; en el país del sol naciente esto es simplemente una forma como otra cualquiera de hacer cine con un público prevalentemente adulto."Mononoke-hime" es un drama atípico, que abraza algunos rasgos estilísticos que caracterizan la novela cortés-caballaresca, para después alejarse bruscamente. La obra de Miyasaki es una tragedia sin final feliz, sin embargo desprovista de un personaje malvado verdaderamente; una danza de situaciones en apariencia confusas, un imponente mosaico de personajes inolvidables. Realismo, cotidianidad, universalidad omnipresentes; un pragmatismo che raramente encontramos en una obra cinematográfica, menos aún en una película de animación. (tráiler)



15. The Silence Of The Lambs de Jonathan Demme (1991)


Indiscutible Cult Movie, fundamento de la cinematografía mundial. arquetipo e inspiración para numeroso directores, y también primera película de la trilogía de Hannibal Lecter (aunque si ya había aparecido en la óptima "Manhunter" de Michael Mann). "The Silence Of The Lambs" es una obra densa en contenidos, tensiones, giros inesperados, con un ritmo manejado perfectamente por la excelente ditrección de Jonathan Demme, por el guión y por las magistrales interpretaciones de dos grandes actores como Jodie Foster y Anthony Hopkins. El papel de protagonista es realizado por ambos de tal manera que es bastante difícil entender quién es realmente el personaje principal. Obra maestra metropolitana capaz de perturbar al espectador con una puesta en escena digna de un teatro isabelino, entre fascinantes visiones y furiosas aceleraciones a lo largo de una espiral de tensión. (tráiler)



14. Dà Hóng Dēnglóng Gāogāo Guà (Raise The Red Lantern) de Zhāng Yìmóu (1991)


Zhāng Yìmóu nos introduce con pasos acolchados a través de las heladas habitaciones de un palacio nobiliario del 1920, en China. Los interioriores son espaciosos, elegantes, con líneas limpias. Silenciosos. El destino de Songlian (una estrepitosa Gong Li que dona a su personaje una piel pálida y unos penetrantes ojos negros), se lleva a cabo en su totalidad en este lugar. Yìmóu nos presenta de esta manera a su trágica heroína, con un íncipit controvertido y sarcástico, que poco a poco en la película asume los caracteres más definidos di una amarga condición universal. El director pinta de rojo la sumisión femenina al poder patriarcal, a la ley masculina y la condición de esclavitud de las mujeres se convierte en una despiadada y terrible metáfora de todas las opresiones, el grito fragmentado de los más débiles frente a los mecanismos implacables del poder. (tráiler)



13. Wild At Heart de David Lynch (1990)


Inflamable y acalorado, este largometraje puede ser considerado correctamente el más experimental de su creador, que ha probado a entrelazar imaginación / imaginario colectivo, visión personal e historia popular en un melting pot ciertamente desbordante pero al mismo tiempo calibrado, preciso en la saturación de los espacios del significado, ya sea mental que sobre todo cinematogrífico. Obra-contenedor y a la vez vehículo de duro trabajo de re-interpretación, "Wild at Heart" puede ser vista como una visión de la cultura popular americana realizada por quién ha sabido capturar la superficialidad peligrosa y animal: Lynch nos regala su imagen personal de aquella América de fast-food, de Chevrolet y de matones, de casas adosadas e de suegras arpías. Imprescindible. (tráiler)



12. Unforgiven de Clint Eastwood (1992)


"Unforgiven" es el decimotercero western interpretado por Eastwood y su decimosexta dirección. Se trata de una obra crepuscular, teñida de cinismo y de ambientes noir, más parecida a una tragedia shakespeariana que a un western. El ojo de Eastwood detras de la cámara es frío y despiadado. Sin prejuicios, se limita sólo a relatar. Clint Eastwood es sin lugar a dudas un grande autor, capaz de narrar una historia que destruye todos los mitos de ese género cinematográfico que lo ha hecho famoso. Él hace caer, uno por uno, los normales arquetipos del western y realiza una obra de extraordinaria intensidad y llena de melancolía, sin enfatizar jamás los personajes y sus acciones, sin ser partidario de nadie. "Unforgiven" es una de aquellas películas que dejan huella profunda. (tráiler)



11. The Age Of Innocence de Martin Scorsese (1993)


Amarse "escandalosamente", abandonarse inermes a un sentimento dominante, dejar que las emociones sigan su curso como el florecer de las flores, las cuales abren secuencias que raramente vemos en el cine. Una historia hecha de intervenciones providenciales del destino que primero desencadena pasiones imposibles, y después las sofoca sin piedad dando inicio a una relación estéril, no consumada. Todo hábilmente resaltado por los movimientos de cámara: impacientes y febriles en los primeros tres cuartos de hora (memorables los travelling sobre los cuadros mientras Daniel Day-Lewis atraviesa los salones de los Beaufort), posados y estáticos después. Scorsese realiza una película de una escrupolosidad extrema, para todos aquellos que no le creían capaz de capturar los aspectos más impalpable de circustancias sobre todo amorosas. Obra maestra. (tráiler)
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...