junio 19, 2011

Película del día...

Hanna - Joe Wright , 2011

Decepcionando critica y público con "The Soloist", Joe Wright era muy esperado con esta nueva película. Porque después de haber encantado a medio mundo con "Atonement" y "Pride and Prejudice" (un total 11 nominaciones a los Oscar), el director británico tenía que tomar una decisión rápida, de manera de alejarse una vez por todas de las películas de época. ¿Qué mejor oportunidad si no "Hanna", claustrofóbico thriller con un cast excepcional?.Hanna es una adolescente que ha sido crecida por el padre en las áreas silvestres de Finlandia. En un bosque, sin siquiera ver a ninguno, entrenada día y noche con la finalidad de convertirse en una máquina de guerra. Un soldado perfecto. Hanna conoce el italiano, el español, el alemán, el japonés, el ruso, el árabe. A instruirla es su padre, ex agente de la CIA que le esta enseñando las mejores técnicas de lucha para poder sobrevivir en un futuro que año tras año es cada vez más amenazante. Porque la misión de Hanna es solamente una. Matar a una mujer pelirroja, antes de que esta mujer haga lo mismo con ella. A medida que se acerca al objetivo final, Hanna es obligada a enfrentarse a las sorprendentes revelaciones acerca de su existencia, que la llevarán a interrogarse sobre su inesperada humanidad…

Treinta minutos prácticamente impecables. Joe Wright nos catapulta inmediatamente en el anómalo mundo de Hanna, jovencita de pelo largo desaliñado, de piel blanca y ojos azules, fuerte como un adulto, veloz, astuta y fría cuando se trata de matar a cualquiera que se cruce por su camino, animal u hombre que sea. Inmersos en las llanuras glaciales finlandesas, descubrimos paso a paso el increíble universo de esta joven protagonista, crecida como una moderna "Mowgli". Completamente alejada del mundo civilizado, siempre sola junto con su padre, sin electricidad, televisión, música. 24 horas diarias por 365 días al año de entrenamiento, físico y mental. Wright desvela lentamente los rasgos de Hanna y del porqué su padre la está convirtiendo en un soldado. La escena que la lleva por primera vez a estrecho contacto con una sanguinaria Cate Blanchett es simplemente impecable. Apremiante, misteriosa, tensa, la película en la primera parte sorprende, y conquista, gracias a una dirección jamás caótica, jamás insípida, introspectiva pero incisiva en las escenas de acción, a menudo rodadas con largos y excelentes planos secuencia. Convence un poco menos la parte central, el descubrimiento del "mundo" por parte de Hanna es obviamente un passo sucesivo inevitable. Pero innegablemente banal. La primera "amistad", el primer acercamiento físico con una persona del sexo opuesto, el asombro en el encontrarse con una civilización que increíblemente nunca había visto. Pasos vacilantes che se hacen un poco evidentes, pero sin perder nunca el interés.

Joe Wright visivamente experimenta tanto y explota adecuadamente las sugestivas location del viejo continente no banalizandolas en escenarios de postal y en la parte puramente action regala a cada secuencia una particular connotación visiva nunca repetitiva, como por ejemplo la intrigantemente caótica secuencia de la fuga de Hanna del bunker de la CIA, la notable escena de lucha con Eric Bana en el pasaje subterráneo rodada en un único plano secuencia o la persecución en el puerto. La bellezza de visionar un clásica película de acción con pinceladas de espionaje en las manos de un director como Wright está en la compenetración de observar con atención la excavación de los personajes sin dejar de lado la parte simplemente lúdica, o los insertos humorísticos. Es sorprendente la destreza de una grande Saoirse Ronan en el mezclar curiosidad adolescencial, explosiones de violencia extrema y aquella alienación de quién entra en el pánico frente a una televisión antes que al descubrimiento de las meravillas de la electricidad. Óptima (como era de esperarse) la interpretación de Cate Blanchett su álgida y psicopática Mata Hari asusta incluso a través sólo de la mirada, perforante, fría y al mismo tiempo oscura e inquietante, mientras quién a ganar a lo grande el reto "masculino" entre co-protagonistas es sin lugar a dudas Tom Hollander, sublime y violento con modales afeminados, respecto a un Eric Bana decididamente más en la sombra y menos incisivo, optima también la fotografía di Alwin H. Kuchler, Wright para no perderse nada ha tenido la dichosa intuición de inserir en "Hanna" un fil-rouge fabulista hecho de señales y sugerencias infantiles que encontramos en algunas locations o/y al interior del mismo guión.

Por último cabe mencionar la perfecta banda sonora de The Chemical Brothers, aguda y abrumadora, para una película che quizá puede decepcionar un poco sobre todo en la parte final, pero aquella "decepción" se hace rápidamente olvidar por un gran trabajo de dirección irreprochable. Relatando la "fábula" de una niña crecida demasiado rápido y literalmente despojada de su adolescencia, Wright remarca miedos y expectativas, homenajeando los oscuros cuentos de los hermanos Grimm, entre casas de mazapán, enormes bocas de lobos sedientos de sangre, brujas y cazadores, con presas que se convierten en depredadores, y una dirección de calidad que satisface, librando definitivamente al director británico de la voluminosa sombra de los corpiños de encaje.

Valoración : 7.5/10



En dos palabras : El británico Joe Wright después de las adaptaciones literarias de "Pride and Prejudice" y "Atonement" y el biográfico "The Soloist", se pone a prueba con su primer action-thriller y gracias precisamente a la poca familiaridad con los clichés del género, consigue confeccionar una película intrigante y original con secuencias action particularmente refinadas y toques de clase que visten toda la película y que hacen de "Hanna" una agradable sorpresa.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...