junio 07, 2011

Película del día...

Thor - Kenneth Branagh , 2011

Thor, Dios del trueno, Hijo de Odin, creado en 1962 por los geniales Stan Lee y Jack Kirby, no es desde luego el personaje de la Marvel más fácil de llevar al cine. Inspirado en la mitología nórdica pero renovado a través de la desenvoltura yankee de Stan Lee, ha representado desde siempre para los lectores una fascinante fusión entre seria epicidad, desenfrenadas invenciones fantasy y aquél gustillo inocente desconocido en las otras publicaciones de la "La Casa de las Ideas". De todos los superhéroes de la Marvel, no por casualidad, Thor ha sido siempre el más desenganchado a la actualidad política e histórica, un superhéroe con menos "superproblemas" respecto a otros colegas. Kenneth Branagh no parecía ser la persona más adecuada a la cual encomendar un proyecto de este género, pero resulta ser inesperadamente el arma ganadora en el éxito de la película. Primero que nada elimina casi totalmente los subtextos mesiánicos-cristológicos que habrían podido hacer pensar al enésimo "Superman", infundiendo (voluntariamente), ecos shakesperianos al personaje de Lee & Kirby. Transformando el acontecimiento en una lucha fratricida en la que todos tienen sus propias razones y un lado oscuro que ocultar.

Loki, temible Dios del engaño (en los comics astuto manipulador sin escrúpulos), en la película se convierte en un personaje más esfumado y "comprensible". Hijo "bastardo" de Odin, celoso del potente hermano, deseoso de afecto y de dar una imagen positiva ante los ojos del padre, no posee la ambición del poder ("nunca ha deseado el trono"), es un Yago un poco más simpático que el protagonista. El guión esta esctito por diez manos, y cuenta sobre todo con la aportación de J. Michael Straczynski, óptimo conocedor del material de partida, habiendo dado vida a las historias del "Poderoso Thor" desde 2007 hasta el día de hoy, y obviamente concede a la película el mismo mágico equilibrio entre epicidad e ironía. Si las secuencias ambientadas en Asgard, la ciudad de los Dioses, son de hecho, impregnadas de adrenalina y efectos digitales, la parte central de la película, en la tierra, ve al protagonista (exiliado por el padre porqué juzgado demasiado arrogante y agresivo), simpáticamente comprometido con los usos y costumbres de los mortales, y sobre todo conocerá a la bella astrofísica Jane (Natalie Portman) de la cual no podrá no enamorarse. Las dos almas de la película se encuentran afortunadamente también porque, los aligeramientos irónicos no son de ninguna manera demasiados calcados y Branagh consigue representar el mundo de los asgardianos sin que parezca desequilibrado o exagerado.

Desde el punto de vista filológico "Thor" satisface a los fan del cómic porque respeta más o menos todos los puntos destacados, a comenzar por la lucha contra los gigantes de hielo, el exilio en la tierra, los personajes de contorno (los tres guerreros, Sif, el "Destructor"...). La única, notable diferencia, es aquella inherente a la forma humana del Dios del trueno. En los comics, exiliado, Thor era "fundido" en el cuerpo del bondadoso doctor Donald Blake, que sólo más tarde descubría que podía evocar a voluntad al potente superhéroe. En la película todo esto es simplificado, y al personaggio de Blake se hace refrencia sólo en un par de escenas. La elección es más bien comprensible, porque los diversos elementos son ya tantos. Si se excluye el efecto 3D postizo y absolutamente inútil, el último trabajo de Branagh vence desde todos los puntos de vista y se añade a la lista (no demasiado larga, en realidad) de las mejores películas inspiradas en los comics.

La máquina espectacular está perfectamente engrasada en cada una de sus partes, desde las secuencias de acción rocambolescas y muy bien calibradas, a la componente romántica (el amor "impossible" entre el Dios Thor y la mortal Jane), y el resultado es cine "pop" superfino y entretenidísimo que tiene el valor de presentar al público generalista un personaje y un universo inédito y fascinante, y al mismo tiempo de encasillar con habilidad otra pieza del mosaico Marvel: además de las referencias frecuentes a otras películas de superhéroes (se menciona a Tony Stark-Iron Man y a Bruce Banner-Hulk, y también hace su aparición el personaje de Clint Barton es decir "Hawkeye"), la escena después de los créditos finales relanza la aventura al próximo año, en donde todos los personajes del universo cómic-cinematográfico de Stan Lee (al que se sumará el próximo mes de julio, el esperado "Captain America") harán equipo en "The Avengers", verdadera película-evento crossover, que lleva a los cómics mucho más cerca al arte rodada de lo que han hecho películas como "Sin City" y "300". Sinceramente no veo las horas.

Valoración : 7/10


En dos palabras : Acción, entretenimiento, escenarios grandiosos (Asgard es espléndida) en una película que consigue unir de formar creíble (aquí se encontraba el reto) el imaginario a la "The Lord Of The Rings" con aquello pseudo-científico de las películas Marvel sin que resulte de ninguna manera forzado o postizo. "Thor" está bien dirigida, realizada con gran profesionalidad y dispendio de recursos. De visionar y aconsejar a quién desee probar, en edad adulta, un poco de fábula y de mitología sin dejar de lado una sana diversión de “frikis”. Recomendable.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...