agosto 22, 2012

Disco del día...

...Little Broken Hearts - Norah Jones , 2012


Género : Alt-country-pop

Tracklist

01. Good Morning
02. Say Goodbye
03. Little Broken Hearts
04. She's 22
05. Take It Back
06. After The Fall
07. 4 Broken Hearts
08. Travelin' On
09. Out On The Road
10. Happy Pills
11. Miriam
12. All A Dream

Una vibrante y etérea canción de cuna nos da los buenos días, y para Norah Jones parece ser realmente el comienzo de un gran día. La de una artista que se siente realizada después de haber tratado de seguir un camino, de ampliar sus puntos de vista a pesar de la pesada carga de un álbum de debut de veinticinco millones de copias por detrás. Sin embargo, la joven cantautora de Brooklyn, con los trabajos precedentes, optó por alejarse poco a poco de aquel sonido, que tienden a sonaridades primero menos comprometidas y después un poco más alternativas y vendiendo, inevitablemente, cada vez menos. Nunca antes como ahora, sin embargo, se advierte la sensación de estar frente a una Norah Jones realmente inesperada. En "...Little Broken Hearts" su pasado más reciente es, sí, evocado por el suave y rítmico adult-oriented pop de "Out On The Road" y de la divertida "Happy Pills", pero al escuchar "Say Goodbye" canción sensual que descansa sobre un gomoso ritmo funky y agitada por la brisa oriental, comienza de inmediato a poner las cosas en claro: Norah Jones estaba muy cansada.

Cansada de llevar puesta, por lo menos en las versiones oficiales, esa prendas demasiado ajustadas de madura y empalagosa profesional, venida directamente del conservatorio para alegrar las conversaciones de salón, y de reprimir su interés hacia sonoridades más indie, que hasta ahora sólo desahogaba durante conciertos bajo pseudonimo. Sin negar drásticamente su estilo, esta vez Norah decide de querer representar una América diferente, más cruda y menos burgués. Como cuando oscurece los tonos con la espectral murder-ballad "Miriam" o la desoladora "Take It Back", perfectamente sumergida en la sombría dimensión del suburbio de provincia estadounidense. La pieza encuentra en los matices blues de la polvorienta "4 Broken Hearts" su contraparte, orgullosamente solemne. No es casualidad que la hermosa portada del álbum sea claramente inspirada en el cartel de una película politically-incorrect como "Mudhoney" de Russ Meyer y que, para calarse aún mejor en estos ambientes inusuales, Norah Jones se haya servido de la colabroración de un productor à la page como Danger Mouse (The Black Keys).

La ex-mitad de Gnarls Barkley, de hecho, le cose encima un sonido despojado y áspero - muy bien representado por el minimalismo circular de la title track - fruncido por una electrónica vintage y crujiente, refinado por arcos nostálgicos que, sin embargo, nunca toma ventaja en el tierno resultado final. Las sinuosas "After The Fall" y "She's 22" - dos torch-song repasadas e (in)correctas - y la delicadísima "Travelin 'On", sostenida por el violonchelo y por repiques surtidos. lo confirman. A veces recuerda la obra que el productor había desarrollado para otro cantante enamorado del modernariado y de una "América que fue", estoy hablando de Beck y del infravalorado "Modern Guilt", estilo que se casa muy bien con la presencia proverbial "en punta de pie"de Norah Jones, que consigue hechizar y arrullar incluso cuando deja caer el telón con el sonido de la eléctrica marcha de "All a Dream". Para algo más enérgico quizás habrá que esperar su próximo trabajo, mientras tanto, esta nueva capacidad de folksinger más moderna e intelectual, es bienvenida.

Valoración : 6.5 / 10 


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...