noviembre 07, 2010

Película del día...

Des Hommes Et Des Dieux (Of Gods And Men) - Xavier Beauvois , 2010

4 motivos para ver esta película :

-...Por Xavier Beauvois, que lleva en pantalla con extremo rigor la verdadera historia de los siete monjes franceses que eligieron el martirio, en marzo de 1996, cuando feron secuestrados por una organización terrorística armada. La historia nos cuenta que sólo sus cabezas fueron encontradas al borde de una carreterra en Argelia, después de casi un mes de prisión. Nadie ha jamás conocido quienes fueron exactamente los responsables de este masacre y los cuerpos de los monjes nunca fueron encontrados. La dirección de Beauvois opta por un estilo minimalista, que alguien podría acusar de cierta banalidad, pero que se adapta al rigor de la vida monástica. El guión avanza gradualmente acercando el espectador a la vida del monasterio contando el pasar del tiempo a través de la repetición de los momentos de culto y de la labor que modulan los días de los religiosos, en una alternación incesante entre oración y trabajo, entre sagrado y profano, entre interior y exterior del convento. Xavier Beauvois es hábil en el introducir la tensión a través de largas escenas y constantes primeros planos y al final la simple idea que los principios religiosos no son tan distintos del cambiamento en sí de las religiones, puede conquistar incluso a un persona atea.

-...Por que "Des Hommes Et Des Dieux" es una película capaz de encontrar un justo equilibrio entre narración y objeto narrado, contando la historia de una tragedia realizada por la "locura" humana, pero también es capaz de mostrar sin tantos moralismos como puede ser profunda la fe de los hombres devotos a la religión, sin necesidad de esconder que su camino (también) esta lleno de fatiga, errores y dudas. La obra de Beauvois es sin duda alguna una película que gustará en los cineclubs de las parroquias, gracias sobre todo a los largos diálogos donde los monjes expresan su auténtica fe (cinematograficamente en la actualidad la iglesia no es un “personaje” positivo), pero como había sucedido el año pasado con la espléndida "Lourdes" de Jessica Hausner, "Des Hommes Et Des Dieux" es una película que pone de acuerdo puntos de vista extremadamente diferentes.

-...Por que la poesía de algunas secuencias es altamente fascinate: los simples gestos y los ritos cotidianos son enmarcados por los rayos que filtran a través de las ventanas o las frondas de los árboles. Albas y ocasos capturan la immensidad de los paisajes áridos e ilimitados en donde se desarrollan los evento, gracias a una cámara fija y silenciosa cargada de significados... "Des Hommes Et Des Dieux" es una película ardua que hace reflexionar sobre el conflicto perenne entre las religiones, sobre la fe, sobre la fuerza y la voluntad de ánimo. La belleza de la película de Beauvois esta principalmente en este ininterrumpido relacionarse del individuo con sus propios miedos personales, pero también con la capacidad que cada individuo posee al interior de una comunidad y del mundo. Las reflexiones son desarrolladas en un entorno social (una especie de consejo monástico), como en la soledad del propio interior. Pero también en esta soledad existe (siempre) un interlocutor ya sea en la naturaleza, en los bellísimos paisajes de la cordillera Telliana en donde el alma puede encontrar la calma y escuchar a sí misma, o simplemente en el divino. Perfectos son los rostros y los ojos de los actores escogidos para impersonificar los monjes ancianos, en tantos casos es suficiente una mirada para poder comprender como sus ánimos son degarrados entre la seguridad de la fe y el miedo de la muerte. Destacando sobre el resto un óptimo Lambert Wilson, en el papel del padre Christian, y Michael Lonsdale, alias padre Luc, el anciano y sabio médico del grupo.

-...Por que Xavier Beauvois no utiliza la historia para hacer un retrato hagiográfico de los monjes o para exaltar el martirio, la utiliza simplemente para demostrar que se puede (obviamente animados por un objetivo superior), sobreponer el amor ante todo : ante el miedo, ante el odio, ante el egoísmo, ante los fundamentalismos (no sólo musulmanes). A este garbo humano Beauvois acerca su garbo de director, condensando todo el pathos de la resolución de los monjes en la escena tópica de la última cena, donde los monjes saborean una última copa de vino, mientras el valor moral de aquella decisión se cristaliza en sus rostros asustados y serenos, perturbados y conmovidos por encontrarse allí, juntos, unidos en su camino, que se comsumirá (sólo en parte), en la neblina de una tormenta de nieve cada vez más densa, acompañados por las notas del "El Lago De Los Cisnes" de Tchaikovsky, el famoso tema parece en un primer momento extraño, porqué evoca indefectiblemente la imagine de una bailarina que no tiene que ver en un ámbito monástico, pero después se descubre su función: representa la belleza de lo trágico, la sensación vehemente que se prueba en el decir adiós a la belleza de la vida, en el aceptar la posibilidad de morir. "Des Hommes Et Des Dieux" ciertamente no es una película para todos, pero será indudablemente satisfactoria para aquellos que son capaces de apreciar la espiritualidad que una obra cinematográfica puede comuicar... Seguramente una hazaña nada fácil!.

Valoración : 8.5 / 10


En dos palabras : Delicada y lúcida, capaz de levantar dudas y preguntas profundas sobre el valor de la vida y sobre el significado de la vocación monástica. A través del ejemplo noble (aquí en su significado más alto) de hombres, mucho antes que monjes, de grande espíritu, Xavier Beauvois condensa en dos horas de cine una obra de grande enseñanza: moral y civil. "Des Hommes Et Des Dieux" es un obra densa y significativa, un retrato quizá crudo, pero de una manera o de otra articulado, por la fe che anima las proezas y los comportamientos de sus protagonistas. Altamente recomendable.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...