septiembre 13, 2011

Película del día...

Super 8 - J.J. Abrams , 2011

La familia Lamb ha sido sacudida por un terrible accidente: la madre del pequeño Joe (Joel Courtney) ha muerto en un accidente en lugar de trabajo y por primera vez, él y su padre, sheriff de la ciudad, se ven obligados a gestionar su relación oxidada. Mientras que el señor Lamb (Kyle Chandler) desearía asegurarle una infancia tranquila, Joe prefiere pasar el verano con sus amigos, trabajando en el proyecto de una película rodada en super 8, sobre todo porque en el cast ha entrado a formar parte Alice (Elle Fanning), una chica por la que siempre he tenido una especie de flechazo. Durante el rodaje nocturno de una de las escenas principales, los chicos se encontrarán en medio de un accidente de tren desastroso (grandísimos efectos especiales) que pondrá en peligro sus propias vidas. Una experiencia con un fuerte impacto que, además del futuro de la película, marcará el destino de la pequeña ciudad, desconocedora de la mercancía y sobre todo de la "precencia" transportada por el tren, ahora en libertad. Los chicos han prometido de no hablar con nadie de lo ocurrido, pero mantenerse al margen de los acontecimientos será casi imposible...

"Super 8" es en todos los aspectos una película de J.J. Abrams: su toque puede ser visto en todos los detalles de la película, vibrante por sus pasiones, caracterizado por temas recurrentes, rico de juegos de luces y colores que le han acompañado en su proyecto de desarrollo y formación personal/profesional. Abrams ha deseado crear "Super 8" basándose exclusivamente en la tradición cinematográfica de las películas que le han fascinado tanto en su infancia: historias basadas sobre una comunidad donde las luchas diarias por el trabajo, por el amor y por la familia parecen normales hasta que no son interrumpidas bruscamente por extraordinarios, fantásticos y temibles eventos. El guión de la película es una amalgama de todas las grandes pasiones de Abrams, como su amor por las invenciones sci-fi, la pasión por la aventura y el encanto que brota gracias al encuentro entre la vida cotidiana y lo inexplicable.

De hecho, "Super 8" es una película de ciencia ficción que quema la mente del espectador con su historia íntima de un crecimiento complejo y combatido. Las aventuras de Joe y de sus amigos toman verdaderamente ventaja poniendo en segundo plano cualquier elemento ajeno: es en su ser oníricamente narrativo que reside la fuerza de "Super 8". Porque no importa si los más extraños e inexplicables acontecimientos empiezan a ocurrir en la ciudad, una vez tranquila... Los personajes continuan a moverse a través de relaciones bastante reales y a confrontarse con experiencias de pérdida y amor que catalizan la totalidad del proyecto, convirtiendolo en un experimento fascinante y absolutamente perfecto, en sus fuerzas y nostalgias. El encanto de "Super 8" no se debe solamente a un guión lineal pero emocionalmente desgarrador, que con sabiduría mezcla la ciencia ficción y el drama.

Parte de los méritos van a la elección por parte de Abrams de valerse de un cast de jóvenes actores, algunos desprovistos de anteriores experiencias cinematográficas. En los grandes ojos de Joel Courtney y en la serenidad de una extraordinaria Elle Fanning se pueden ver todo el profesionalismo de los grandes actores, no aún arruinado por las estresantes maquinaciones de Hollywood. Absolutamente entusiastas y enamorados del mundo que se esconde detrás de la pantalla, estos chicos son perfectos en el interpretar su alter ego de finales de los setenta, comenzando a dar sus primeros pasos en el mundo de la séptima arte. Abrams desde el principio ha decidido poner una confianza total en su espléndido cast y es por esto que se ha negado de escribir un guión formal para la película que los pequeños protagonistan están tratando de llevar a cabo en el interior de "Super 8" (No os levantéis durante los créditos finales, para poder apreciarla en su totalidad... simplemente fantástica! ), haciendolo emerger orgánicamente en su debido momento, gracias a la fantasía del cast.

Se podría casi sostener que en la base de construcción de "Super 8" se encuentre el concepto de fusión: entre elementos de diferente género en la escritura, entre las distantes generaciones de actores y, especialmente entre estilos visuales significativos. Estos últimos debido al trabajo del director de la fotografía Larry Fong, ya al timón del impacto visivo de "Watchmen" y "300", y que colabora con Abrams desde los primeros experimentos en Super 8 del director y que ha acompañado su trabajo a lo largo de los años, hasta llegar a "Lost". El resultado es un juego continuo de luces naturales, rayos artificiales y sombras que hacen de la película una sucesión de magia visual, exasperada por una bella banda sonora realizada por el siempre grande Michael Giacchino. Para terminar no me queda más que decir que "Super 8" es una demostración de amor, desmesurado e incondicional, hacia el cine, una suma capaz de secuestrar al espectador más reticente y llevarlo en un mundo verosimilmente lejano, y sin embargo cercano a la intimidad de cada uno de nosotros.

 Valoración : 8/10


En dos palabras : Posee un fuerte sabor nostálgico la nueva película de J. J. Abrams, de la cual trasluce la pasión por el cine de aventura y de ciencia ficción de los años 70-80 (entre los ejemplos más famosos encontramos : "Close Encounters of the Third Kind", "E.T". y "The Goonies"). Un salto en el pasado, una sublime y poética historia de amistad y crecimiento adolescencial, es esta la esencia de "Super 8", película de puro entretenimiento que confirma las habilidades narrativas de un director/autor que parece ser capaz de encontrar ideas y pasiones en los más diferentes géneros. Altamente recomendable.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...