octubre 14, 2010

Película del día...

The Town - Ben Affleck , 2010


4 motivos para ver esta película : 

-....Por que Ben Affleck se encuentra mucho más cómodo detrás que frente a la cámara, a pesar de que los años y las experiencias acumuladas lo hayan significativamente ayudado a dar espesor a sus interpretaciónes, que sinceramente nunca han maravillado por eficacia. Pero esta vez el doble empeño, que lo ha visto también como protagonista, ha regalado una cierta sensibilidad a su personaje, que se demuestra creíble como la composición entre noir y gangster-movie en puro estilo "Heat" del grande Michael Mann. Ben Affleck confecciona una película sólida con todo el repertorio adecuado, desde el agente del FBI al ladrón profesionista y enamorado, sin olvidar las persecusiones (unas de las más realistas y mejor dirigidas en los últimos años), tiroteos y atracos, todo perfectamente introducido en una location que regala densidad y realismo a la puesta en escena. "The Town" amalgama óptimamente los diferentes registros expresivos, sin forzar el retrato social de una Boston suburbana al interior de un cuadro puramente "de género".

-...Por que  "The Town" funciona espléndidamente , ya sea por el lado del "puro entretenimiento", que por el lado de la dirección, con una serie de citaciones al cine y a la literatura de género, una película que consigue armonizar un cierto espesor narrativo con la necesidad de apoderarse del espectador con una historia interesante, combinando sabiamente escenas memorables como la excelente secuencia del atraco a la furgoneta con una increíble persecución por las calles bostonianas, donde los delincuentes, disfrazados de monjas con geniales máscaras (inevitable no pensar a "The Dark Knight"), son los absolutos protagonistas y con momentos de alta tensión como la mítica escena del café cargada de adrenalina, no obstante los tres protagonistas se encuentran sentados al rededor de una mesa, manteniendo una "simple"conversación.

-...Por que Ben Affleck no sólo construye una película centrada fuertemente en los personajes, consigue también equilibrar inteligentemente las escenas de acción con las otras: sin caer en virtuosismos o en fáciles clichés (no recuerdo ninguna desaceleración para accentuar el efecto dramático), Affleck crea un universo realista en el cual los dos personajes principales, Doug McRay (Ben Affleck) y Jem Coughlin (Jeremy Renner), tendrán que arreglárselas con aquella fraterna amistad cuando escogerán dos caminos diferentes. Otro valor añadido es indudablemente la calidad del cast, ya sea en los papeles principales : con una convincente Rebecca Hall, que nos regala una interpretación moderada pero sólida a la vez, y con la performance extraordinaria de Jeremy Renner, su Jem da miedo con tan sólo mirarlo. Como en los secundarios: con la óptima impersonificación de Jon Hamm, de un agente federal ambiguo y sin escrúpulos, alejado completamente da los estereotipos del género, y con los grandes Pete Postlethwaite y Chis Cooper que otorgan un espesor a sus respectivos papeles, que el poco tiempo a disposición no podría permitir, haciendo sentir el peso que sus personajes poseen en la economía de la historia aunque cuando no se encuentran en escena, sin dejar de lado a una correcta Blake Lively en el papel de Krista, desquiciada madre soltera toxicómana, que gira por las calles tambaleando y con el maquillaje deshecho.

-...Por la sorprendente madurez del Ben Affleck director, que esta en el haber conseguido adaptar el libro de Chuck Hogan con notable inteligencia, valorizando los puntos fuertes y limando las imperfecciones. De esta maneras realiza una especie de homenaje a un cine que difícilmente encontramos hoy en día: directo, sin ostentaciones, vieja escuela. Naturalmente Ben Afflleck consigue actualizarlo, sobre todo en las sensibillidades contemporáneas, como por ejemplo en el montaje rápido de las escenas de acción, que contrasta, con las pausas dilatadas de las escenas de diálogo, haciendote pensar inevitablemente en el retorno de aquellos tiempos, donde el espactador poseía la virtud de la paciencia. Affleck alcanza su objetivo basandose sobre tres elecciones inteligentes: la primera es de respetar la tradición que lo ha precedido, la segunda es de rodar una "verdadera" película , sin ninguna pretensión de comentario social o realismo al estilo Ken Loach, para entendernos y la tercera es la humildad con la cual se arrima a un género, el crime-movie, que en America y en el mundo es venerado, introduciendo también una historia de amor creíblemente romántica (como romántico es su personaje), centrandose en la dimensión intimista de sus protagonistas, divididos entre los sentimientos y la sensación de pertenencia y de lealtad, cada uno con su propria causa. No falta ni siquiera la atención por los detalles, que a veces se convierten en una macabra lucidez, como en la breve, pero grotescamente intensa agonía de uno de los personajes en el final...Un final inesperado, inteligente y audaz.

Valoración : 8 / 10

 

En dos palabras : Irresistible, sólido y vívido crime-movie contemporáneo de altísima calidad, una obra rodada con el rigor moral que se mezcla perfectamente con la poética extremadamente personal que parecer ser la impronta indeleble del óptimo cine realizado hasta el momento por Ben Affleck.
De visión obligatoria.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...