septiembre 12, 2010

Película del día...

Howl - Rob Epstein & Jeffrey Friedman , 2010

4 motivos para ver esta película :

-... Por la dirección de Epstain y Friedman que consiguen restituir el ambiente de una época pasada pero aún bastante cercana, emprenden un fantástico viaje en la mente del poeta Allen Ginsberg y colocan el problema de los límites del obsceno y de la censura, en un tercer milenio todavía impregnado con los sistemas de control que limitan la libertad artística y expresiva. "Howl" es por lo tanto una especie de documental expresionista que, sin necesidad de alejarlos de su acostumbrado campo de acción, lleva a Epstein y Friedman a una evolución de su lenguaje cinematográafico y los mantiene en una zona de denuncia social y reivindicación cultural.

-...Por que la película se puede idealmente subdividir in tres vertientes, que se entrelazan hasta el final: una entrevista a Allen Ginsberg, que habla sobre arte y vida pasada, fragmentos de sus precedentes experiencias de vida (por lo general amorosas: desde el encuentro con Jack Kerouak hasta llegar a Peter Orlovsky, pareja de toda una vida), la recostrucción rigurosa del juicio (donde sin embargo Ginsberg no estuvo presente) y la lectura integral de "Howl" a la Six Gallery de San Francisco. Las palabras del poema se materializan puntualmente en una sugestiva animación (firmada por el ilustrador Eric Drooker), mutante y decididamente free, que formenta a representar el alma del poema, acompañandolo más que sobrepasandolo. Y es probablemente el disolverse de los versos en los diseños, uno de los aspectos más interesantes de Howl; una reelaboración animada del cuadro subversivo de San Francisco, de la visionariedad del poeta, y de todo el contexto perteneciente al imaginario "beat", como la rebelión o la pulsación Bop (uno estilo de la música jazz) que descubrimos en la musicalidad de las rimas.

-...Por el excelente cast: por un lado la consolidada destreza de David Strathairn y Jon Hamm (que confirma de estar perfectamente a gusto en las ambientaciones de los años 50 después de el éxito de "Mad Men") , y por el otro un sorprendente James Franco, que con esta interpretación "mimética" realiza quizás la mejor performance de toda su carrera. Hábil en el expresar los matices de Allen Ginsberg y de sostener increíblemnete toda la parte que no es procesal en la película, sea directamente, en las entrevistas y en los flashback, que indirectamente con la voz fuera de campo que recita los magníficos versos. Aplausos infinitos.

-...Por el discurso afrontado por Epstein y Friedman, que parece alejarse de la temática homosexual (absoluta protagonista de sus trabajos más famosos), pero en lugar expone la esencia prohibicionista y revolucionaria profundizando la reflexión sobre argumentos, como el impedimento de manifestar la propia identidad y razonando sobre que cosa podía ser obsceno en ese entonces como hoy en día. "Howl" nos ofrece un mensaje preciso y bien articulado, que, además de saber que cosa decir, sabe absolutamente como decirlo, resultando siempre comprensible y directo, reafirmando la idea que la poesía y el arte consiguen comunicar aunque cuando son abstractos y visionarios. Una obra que debe ser visionada absolutamente en lengua original.

Valoración : 8/10


En dos palabras : Moderadamente apasionada, documentalmente vibrante, y desprovista de retóricas hábilmente provocativas "Howl" es una obra biográfica de ninguna manera tradicional y lineal, una pequeña joya underground de otros tiempos. Altamente recomendable.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...