septiembre 18, 2010

Película del día...

Eat, Pray, Love - Ryan Murphy , 2010

4 motivos para ver o no esta película :

-...Por que iniciando desde el título, que de alguna manera etiqueta inmediatamente las tres etapas que la protagonista vivirá sobre su propia piel para reencontrarse con sí misma, se intuye como la película sea un concentrado abominable de tópicos: En Italia, tierra del "dulce no hacer nada", para disfrutar la vida, vivir el día a día, filosofar con los amigos y saciarse de exquisitices desde la mañana a la noche; en India para encontrar la calma, el poder de la paz interior; en Bali, para llegar al equilibrio, espiritual y, sin olvidadar desde luego el amor. Este “simple” enredo, ha sido verdaderamente vivido por Elizabeth Gilbert (autora del libro), pero Ryan Murphy se pierde desgraciadamente en el interior de un guión (escrito junto a Jennifer Salt), cuestionable en la representación de la realidad, a comenzar con una visión de Italia sinceramente ridícula, por no decir embarazosa, por no decir desatinada, o sea simplemente hollywoodiana.

-...Por que todo nos parece falso, novelesco, excesivo, o casi. En "Eat, Pray, Love" todo huele a estereotipado : Desde la fotografía inexplicablemente radiante, con rostros, objetos y superficies de cada tipo perennemente iluminados de día por una aura paradisíaca que vuelve todo etéreo, a la crisis existencial de la protagonista, iniciada no se sabe cómo, ni porqué, pasando por las etapas del "Vía Crucis" que deberá hacerla resurgir más fuerte y luminosa que antes, hasta el momento de la redención y del equilibrio interior finalmente encontrado, en una Bali de postal con camas con dosel inmersas en la naturaleza pura e incontaminada.

-...Por que el único punto a favor de esta película es el óptimo cast, obviamente gran parte, sostenido por aquella sonrisa única e inimitable de Julia Roberts. Solar, reflexiva, deprimida, enamorada, desesperada, divertida, hambrienta, meditativa. Son tantos los rostros de la actriz llevados con fuerza y esfurzo en pantalla, iluminados por su habilidad y por su hipnótica mirada, ayudada también por un "sabio" Richard Jenkins (cuya tarea es recitar un logrado y complicado monólogo), por un amable Javier Bardem, y por un fascinante James Franco... Un cast lamentablemente desperdiciado que no basta a levantar la película.

-...Por que es una película edulcoradamente escenográfica, musicada correctamente por Dario Marinelli, fotográficamente fastidiosa, técnicamente "bien" dirigida, aparte un par de planos-contraplanos finales equivocados, débillmente escrita, incorrectamente pensada y realizada, e increíblemente larga (140 minutos son una verdadera locura), "Eat, Pray, Love" decepciona bajo tantos puntos de vista, confirmando dos verdades absolutas sobre la actual industria hollywoodiana: que aún tiene necesidad de Julia Roberts; y que representa a Italia (todavía) como una postal asentada en las "Vacaciones en Roma" de memoria hepburiana. Ya no se puede más!!!.

Valoración : 4 / 10

 

En dos palabras : "Eat, Pray, Love", da pena decirlo, pero es un producto típicamente americano, negativamente hablando, desafortunadamente. Ryan Murphy y Jennifer Salt (co-guionistas), han conseguido realizar una película completamente sumergida en los clichéa de género, empalagosa, excesivamente mística y profundamente frágil... Obra fácilmente olvidable.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...