septiembre 27, 2012

Película del día...

The Cabin In The Woods - Drew Goddard , 2012

Hogar dulce hogar, aquel revestimiento más o menos amplio que, como siempre, es el lugar ideal donde criar una familia, donde regresar de noche para ir a dormir, y donde sobre todo, en el bien y en el mal, nos encontramos al seguro. Aquel revestimiento que, desde los tiempos de "La Chute de la Maison Usher" de Jean Epstein, basada en la obra homónima de Edgar Allan Poe en 1928, no ha podido prescindir, durante más de un siglo de celuloide, de convertirse en la escenografía adapta, por no decir perfecta, para ambientar historias de terror. Aunque sí, más allá de la infinidad de productos oscuros pertenecientes al sotobosque del universo underground, ha sido recientemente el malasio James Wan a repasar el tema de las casas embrujadas con "Insidious"en 2010, no puedo absolutamente olvidar verdaderos fenómenos cinematografícos con respecto a las viviendas malditas como la saga de "Amityville Horror", con ocho largometrajes y un remake realizados entre 1979 y 2005, o la trilogía "Poltergeist", concebida a partir de 1982 hasta 1988. Por no hablar de los viejos clásicos de la talla de "The Uninvited" de Lewis Allen y "The Haunting" de Robert Wise, respectivamente 1944 y 1963, además de la injustamente poco conocida "The Haunted", aterrador largometraje televisivo rodado en 1991 por Robert Mandel.

Sin embargo, es con toda probabilidad la sangrienta "Evil Dead" de Sam Raimi a regresar de inmediato a la mente en el momento en el que se habla de temas sobre viviendas de algúna manera vinculadas a las fuerzas del mal. El cartel, excelente y elocuente, lanza la primera advertencia, "Crees de conocer la historia" y aquella casa en el bosque representada como un sistema de chinese boxes, pero la sospecha de asistir a una manera diferente de ver las mismas cosas te asalta inmediatamente, preparada a convertirse en sonrisa de satisfacción cuando comienzas a darte cuenta de lo que es. La casa en el bosque está presente, como el sexo, las drogas, una buena muestra de monstruos y el habitual grupo de chicos para ser enviados al matadero, que possen el rostro y los clichés de género de Anna Hutchison (Jules The Whore/ La Puta), Chris Hemsworth (Curt The Athlete/ El Deportista), Jesse Williams (Holden The Scholar/ El Erudito), Fran Kranz (Marty The Fool/ El Tonto) y Kristen Connolly (Dana The Virgin/ La Virgen). El resto, sin embargo, es otra historia.

En un despiado, pero tremendamente divertido baño de sangre, "The Cabin In The Woods" es un acto puro de amor hacia el cine de terror y un regalo genuino a los aficionados más experimentados y conocedores del género: la increíble habilidad como director de Drew Goddard, aquí en su debut detrás de la cámara, guia a los espectadores a través de los pasillos del chalet con travellings que cargan de tensión al espectador, la escritura de los diálogos es agradable y fluida aún cuando es entrelazada en los diferentes niveles posibles de lectura en donde nada es dejado al azar. Película rica y compleja incluso sobre un plano estructural-arquitectónico y en la composición de un mosaico de situaciones, lugares y figuras, que culminan en el torbellino morboso de un verdadero matadero. Y aquí - dejádmelo decir- llega el verdadero deleite. No hay necesidad de mencionar a todas, pero imaginad de encerrar los horrores de la ya mencionada "The Evil Dead ", "Hellraiser", "It", "Friday the 13th", "The Strangers", "Two Sisters", "The Ring","Shinning" y muchos - verdaderamente tantos- otros, mezclando fantasías innombrables en un terremoto que hace sangrar el suelo y salpicar el body count a las estrellas. Éxtasis.

El guión lúcido, irónico e irreverente proviene de la pareja Joss Whedon / Drew Goddard, el primero creador de "Buffy", director de "The Avengers" y productor de "The Cabin In The Woods" El segundo guionista de aquella pequeña joya intitulada "Cloverfield" y de productos televisivos: "Lost" "Buffy", "Angel", "Alias". Un pareja tan consciente de los mecanismos de género, y del ceremonial siempre igual a sí mismo del cine slasher, de construir una casa en el bosque gobernada por reglas a las cuales no se pueden escapar, para deconstruir los arquetipos que gobiernan el horror cinematográfico. Con la ayuda de efectos especiales, de una doble línea narrativa de línea ultra-citacionista y meta-cinematográfica, la presencia invasiva de un nuevo elemento perturbador y el mix de sangre, acción, miedo y risas, emerge lo que queda oculto bajo la superficie y detrás de las paredes, junto con una reflexión divertida e inteligente sobre el género, y sobre las razones que llevan al espectador a nutrirse con avidez de locuras sanguinarias y humor negro, requiriendo el sacrificio oportuno de tantas víctimas jóvenes y rituales consolidados.

Manteniendome en silencio sobre el verdadero papel de cada personaje, en especial de los burócratas con la cara de Richard Jenkins y Bradley Whitford y del cameo de Sigourney Weaver en el papel de "The Director", resisto también a la tentación de contar algo de la trama, ya que echaría a perder la sorpresa a muchos, porque revelar aquello que salvaguarda realmente "The Cabin In The Woods" sería un sacrificio demasiado cruel .. oops! . No voy a decir más, excepto que esta película merece ser vista, demolida, criticada y absolutamente revisionada, porque distorsionando las reglas del juego con sus propios estereotipos y nuestras obsesiones, hace reir y reflexionar. Un compendio magistral y apasionado al terror de las casas encantadas que espero que marque el paso para el renacimiento de una renovada, vital y oscura temporada del cine de terror.

Valoración : 8.5 / 10


En dos palabras : "Pondrá fin a todas las película de terror sobre casas embrujadas" ha dicho orgulloso Joss Whedon presentando su último trabajo junto con el director debutante Drew Goddard. La experiencia nos ha acostumbrado a pensar - y casi siempre a confirmar - que cuando una película de terror es acompañada por una declaración de este tipo, el engaño está a la vuelta de la esquina. Pero en este caso no puedo estar más de acuerdo con dicha declaración . Sin dar demasiadas explicaciones, "The Cabin In The Woods" es una verdadera obra maestra del género, completamente fuera de cualquier esquema que debe ser vista obligatoriamente para poder comprender la belleza.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...