diciembre 09, 2009

Película del día...

Thirst - Park Chan-wook , 2009

4 motivos para ver esta película :

-...Porque se aprecia una vez más el talento de Park Chan-wook , demostrando que es capaz de golpear nuestros ojos y corazón con imágenes de rara eficacia y potencia (el par de zapatos donados a "ella" de parte de "él", en mitad de la película y que regresan en un final bellísimo y atormentador), y de narrar sentimientos y temas "importantes" con una desenvoltura que no esconde de ninguna manera una superficialidad banal.

-...Por el fascinante personaje femenino rico en matices, interpretado de manera perfecta por la joven Kim Ok-bin, que nos regala una interpretación sexy y frágil, tenebrosa y morbosa con destreza increíble...Una óptima prueba de esta actriz que ilumina la pantalla, terminando en algunos momentos con opocar la interpretación, no obstante buena, di Song Kang-ho, actor fetiche del director, en en papel protagónico del sacerdote Sang-hyun.

-...Por el sutil y laborioso guión, que habla de amor (de pareja y en sentido común), de pasión,de egoísmo y codicia, de redención, de cuales sean la modalidades adecuadas para llegar hacer el "bien", poniendo signos interrogativos sobre la naturaleza de la idea misma del acto caritativo. Argumentos bastantes arduos , tratados con adecuación sin la más mínima pretención.

-...Porque es una obra densa y en continua transformación, que describe en manera singular, como el amor recíproco puede ser una maravillosa forma de canibalismo mental y moral,con una direccion límpida que es uno de los puntos fuertes de esta compleja película, con imágenes potentes y, en algunos poéticos, brevísimos instantes hasta torturantes. Aunque si no estamos al nivel de su espléndida trilogía sobre la venganza. "Thirst" dificilmente es algo que se pueda hablar con seriedad y conciencia después de un sólo visionado : es una película que pone a prueba, cada instante de ella, como lo hace con sus espectadores. Una obra madura, dirigida por un autor de "culto".

Valoración : 8 /10


En dos palabras : Splatter y fabulesca, blasfema y cómica, conmovente y mordaz, demente y afable, llena de significados altos (que no captamos con simplicidad) con imágenes maravillosas, mientras otras te obligan cerrar los ojos. Una obra de visión obligatoria.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...