mayo 05, 2011

Película del día...

Red Riding Hood - Catherine Hardwicke , 2011

Señoras y señores, prestad atención que la feria de las banalidades ha llegado a la ciudad y está llena de clichés y estereotipos para todos. No os amontonéis demasiado alrededor y tratad de contener las risas. "Red Riding Hood" es una película demencial que calca la impronta de la saga de "Twilight", teen-horror que juega con las emociones fáciles de bajo costo y trata de intrigar al espectador girando alrededor de la interrogante "¿Quién es el lobo feroz?".

...En un aldea, situada quién sabe dónde y quién sabe cuando, la joven Valerie (Amanda Seyfried) y su inseparable capa roja vivían un forzado ménage à trois con el leñador Peter (Shiloh Fernandez), personaje que hacía latir su coranzoncíto, y el herrero Henry (Max Irons), hacia el cual la madre la encaminaba por razones económicas. Considerad además que la aldea era, desde hace dos generaciones, víctima de un singular pacto con el hombre lobo, el cual una noche ignorando el clásico "chivo expiatorio" atacó y mato a la hermana de Valerie. Los aldeanos decidieron de poner fin al pacto y acabar de una vez por todas con el monstruo, pidiendo ayuda al despiado padre Solomon (Gary Oldman) que con un elefante de latón a dimensiones reales y un pequeño ejército, completamente decidido en resolver aquél "aterrador" misterio sobre la verdadera indentidad del lobo...

El peor defecto de "Red Riding Hood" es su pretensión de seriedad mientras que habría tenido un increíble potencial de hilaridad demente, en efecto, es verdaderamente una lástima que el proyecto no haya caído en las manos de Edgar Wright ("Shaun of the Dead", "Hot Fuzz", "Scott Pilgrim vs. The World") de lo contrario habría sido absolutamente otra cosa (quizás ya un "cult"). En cambio el resultado es simplemente un fantasy-horror que no consigue asustar (si se excluye por como esta realizado)o ser sexy como desearía. Pésima fotografía, actuaciones que hacen echar de menos la expresividad de una farola y una dirección cuidadosa en el buscar las cuerdas que hacen mover los corazoncitos de tantos teenagers, no sorprende el hecho de que la directora Catherine Hardwicke haya dirigído también el primer episodio de la saga "Twilight" y que en esta ocasión otorgue a la película una identidad imprecisa e inerte.

El único punto a su favor podría haber sido Amanda Seyfried pero, a pesar de aquellos maravillosos ojos verdes y de un rostro perfecto para impersonificar Caperucita Roja no consigue transponer el famoso personaje del cuento en pantalla, permaneciendo con la boca abierta durante toda la película, moviendose desconcertada escena tras escena zigzagueando desorientada como el espectador en un mundo de fábulas, pero no lo suficientemenete fascianante; un mundo dark, pero sin excesos sino aquellos relacionados con el budget: "Red Riding Hood", en efecto, ha costado más de 40 millones de dolares a la producción y el único resultado es el de empujar al espectador hacia la búsqueda de sinónimos para la palabra "terrible", personalmente opto por "atroz". Al final de la proyección me invade una sensación de horror y de profunda verdad: indudablemente he desperdiciado una entrada al cine. Un consejo a cualquiera que ame el cine: abrid el cajón "películas para olvidar rápidamente", ponedla dentro y cerrad con llave.

Valoración : 2/10


En dos palabras : "Red Riding Hood" logra decepcionar en cada una de sus partes, la historia es inexistente, la ambientación sumamente falsa y sobre los efectos especiales mejor no hablar, nadie había pedido a Catherine Hardwicke de tocar los picos de un cult como "The Company of Wolves" de Neil Jordan o de un fantasy que podría ya considerarse un clásico como "Stardust" de Matthew Vaughn, ni tampoco de propinarnos una historieta romántica para teenagers vendiendola como una intrigante reconstrucción literaria. El peor estreno en lo que va del año.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...