mayo 25, 2011

Película del día...

Rio - Carlos Saldanha , 2011

Han pasado casi diez años desde cuando el estudio cinematográfico Blue Sky daba a luz a una de las más grandes intuiciones en el campo de la animación, tanto en crítica como en público. Con "Ice Age" que le valió incluso la nominación a los Oscar en el 2002 y una afortunada doble secuela, la producción firmada Twentieth Century Fox entrava de esta manera entre los grandes de la animación y de la gráfica computarizada junto a la DreamWorks y sobre todo a la Pixar.

El punto de fuerza de la Blue Sky Studios es posiblemente la compactez del team. importante en este sentido el hecho de que al timón de la direccion se encuentre desde hace diez años siempre la misma persona (salvo "Horton Hears a Who!"), es decir el brasileño Carlos Saldanha. Y es precisamente en su ciudad natal que el autor ambienta su último trabajo: "Rio", historia de un simpático ejemplar de guacamayo que no sabe volar, y que deberá trasladarse del frío y apagado clima del Minnesota hacia el caliente y maravilloso carnaval de Río de Janeiro por motivos de... supervivencia. Blu (este es el nombre del guacamayo) se encuentra en grave peligro de extinción y el objetivo principal es de hacerle transcurrir una luna de miel forzada con Jewel, último ejemplar femenino que vive en Brasil y de este modo preservar la especie.

El ingrediente secreto de la película es sin lugar a dudas la simplicidad. A comenzar por el guión, un poco pobre pero directo y nunca banal, siguiendo con la elección de los personajes, acertados y lo suficientemente divertidos aunque si no todos caracterizado perfectamente (es una verdadera  lástima que el grupo de monos cleptómanos aparezca sólo por pocos minutos). Simple es también el tema recurrente, el de un nuevo mundo por descubrir y explorar, capaz de donar el amor verdadero, las amistades más auténticas (la sabiduría de tucán Rafael) y despreocupadas (el entretenimiento de Nico y Pedro). Un oasis da propiedades salvíficas capaz de hacer realizable los deseos más íntimos (volar, en el caso de Blu) y de disipar los temores y las presiones. La película se desarrolla entre desventuras rocambolescas, persecuciones frenéticas, entre un uso exagerado del color en puro estilo carioca y "obviamente" no podía faltar  la presencia del slapstick facilitado por una discreta dosis de acompañamiento musical.

El tema principal de "Rio" gira en torno a la tan anhelada libertad, aquella obstaculizada por los cazadores furtivos que ahogan las esperanzas de las aves incluso poco antes de llegar al Happy Ending revelador. (Spoiler) - Linda, la proprietaria de Blu, no regresa con su guacamayo en Minnesota, lo deja libre para que puedad volar y sobre todo vivir entre el paisaje verde de la selva amazónica, reiniciando ella también una nuova vida. - (Fin Spoiler)Como cualquier arma de doble filo, la simplicidad de “Rio” regala por una parte la cantidad correcta de fluidez y de divertimento (gracias a la contribución del 3D), mientras que por la otra se revela un freno para afrontar temas de mayor espesor, evidenciando de esta manera sus evidentes límites de contenido. A diferencia de las últimas obras maestrar de la Pixar, verdaderas joyas realizadas (sobre todo) para los "grandes", la película de Saldanha es un vivaz y humilde ejercicio de animación vieja escuela que se dirige especialmente a los niños, destinatarios naturales de este género de cine.

Valoración : 6.5/10


En dos palabras : La nueva película de Carlos Saldanha es un producto que, a pesar de su altísimo nivel técnico de animación, parece haber sido confeccionado para un target más bien bajo, capaz de dejarse encantar por los colores y por las sonoridades típicas del lugar. Entretenimiento agradable pero no muy original, rico de estereotipos clásicos montados al interior de una trama simple y de personajes simpáticos pero para nada cautivadores como los glaciales predecesores.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...