mayo 17, 2011

Película del día...

The Housemaid - Im Sang-soo , 2010

"The Housemaid" de Kim Ki-young (1960) ha sido descubierta en occidente un poco tarde, pero en Corea es considerada una verdadera obra maestra, una de las mejores películas coreanas jamás realizadas. Consagró Kim Ki-young como maestro del thriller psicológico (sin dejar atrás halagadoras comparaciones con el cine de Buñuel) y vió una de las primeras apariciones cienmatográficas de uno de los actores coreanos más populares de siempre, Ahn Sung-ki (interpretava el hijo del protagonista y tenía una salida de escena realmente impactante). Si tenéis ocasión de recuperarla (sobre todo si se trata de la copia restaurada con la colaboración de Martin Scorsese), hacedlo, no os arrepentiréis.

No ha debido de ser nada fácil para Im Sang-soo confrontarse con un título tan importante. Presentado como un remake, la nueva "The Housemaid" es más que nada una variación sobre el tema y por otra parte el mismo Kim Ki-young había vuelto a afrontar temáticas parecidas en trabajos sucesivos como "Woman on Fire" (1971) y "Woman of Fire ‘82" (1982), que forman parte de "Housemaid Trilogy". Aunque si el director de "A Good Lawyer's Wife" y "The President's Last Bang" en pasado había demostrado ser capaz en mezclar el género dramatico con el comico grotesco, la estupenda película de Kim Ki-young, con sus trayectorias geométricas, sus destellos de malicia auténtica y el sorprendente final, sigue siendo un modelo inalcanzable. Es una verdadera lástima, porqué los colores exuberantes de Im Sang-soo, sus movimientos de cámara envolventes, las prodigiosas performances de los protagonistas, y algunas situaciones eróticas convincentes, deponen a favor de una obra que, aunque no esté a la altura de la original, no merece ser desaprobada del todo.

Como sugiere el título (y cómo saben los que han visto la película original) en el centro de la historia se encuentra una sirvienta, Eun-yi (la protagonista de la película del 60 en cambio permanecía simbólicamente en el anonimato), interpretada por Jeon Do-yeon, actriz extraordinaria, madre inolvidable en la bellísima "Secret Sunshine" de Lee Chang-dong. La joven es contratada como ayudante de la señora Cho (la veterana Yun Yeo-jong, protagonista de "Woman on Fire"), gobernante de la casa del adinerado señor Hoon (Lee Jung-jae). A diferencia de la inquietante protagonista de la obra de Kim Ki-young, el personaje de Eun-yi de Jeon Do-yeon es una figura gentil y solar que pronto se gana el cariño de la mujer y de la hija del enigmático señor Hoon. Es sobre todo este último a mostrar una particular debilidad hacia la joven Eun-yi y, cómplice el avanzado estado de gestación de su mujer, la seduce. Rápidamente la joven descubre de estar también embarazada y por esta razón se presagian grandes e inevitables problemas, y también porque la mujer y la suegra de su amante, una vez descubierto el asunto, comienzan a conspirar en su contra.

Si en la obra original el personaje de la sirvienta era una de las razones del éxito de la película, lamentablemente hay que decir que aquí es la figura de Eun-yi a no convenser del todo. No es sólo el hecho de que ahora la sirvienta es un personaje positivo y no es más la amenaza que se acerca al "perfecto" cuadro familiar; a perjudicar principalmente son, las motivaciones poco claras de la joven(¿Está realmente enamorada de su amante?, ¿Aspira a su patrimonio? ¿Está sólo halagada por las atenciones que recibe?) y ni el indudable talento de la protagonista puede hacer mucho frente a las evidentes deficiencias de semejante planteamiento. Con un poco de fábula romántica, melodrama familiar, historia erótica, la nueva "The Housemaid" no se atreve a transitar el camino del thriller paranoico, género con el cual la anterior película sobresalía. Im Sang-soo, consciente de las lecciones de Kim Ki-young, no renuncia a un final "impactante", en el cual el componente grotesco predomina, aunque si el resultado es menos deslumbrante y . Lo que queda claro de este remake es la comfirmación de las capacidades que posse el director en el combinar los diferentes géneros, sólo debemos esperar que la próxima vez elija un argumento que le permita de utilizarlas de la mejor manera posible.

Valoración 6/10


En dos palabras : La versión 2010 de "The Housemaid" es un homenaje imperfecto, tan rico de encanto como desprovisto de una real participación emotiva. Si en la película del 60 la historia se sostenía sobre una fuerte tensión y un intenso enfoque psicológico, este remake parecer inclinarse más hacia la estética (bastante lograda) que hacia el alma palpitante de la historia. Para todos aquellos que desconoscan la película original la calificación podría ser más positiva y la visión, por consiguiente, satisfactoria.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...