mayo 23, 2011

Película del día...

Le Gamin Au Vélo (The Kid With A Bike) - Jean-Pierre & Luc Dardenne , 2011

Una historia dramática, una historia francesa, protagonizada por un niño y su bicicleta, a la que nunca deja. Un poco como la cobija de Linus. El protagonista de esta historia es Cyril, un niño de doce años. Interpertado extraordinariamente por Thomas Doret, el pequeño Cyril es abandonado por el padre (el siempre óptimo Jérémie Renier) en un centro de recepción de menores. Es aquí que el protagonista, siempre con su bicicleta, trata de rebelarse contra el despreciable padre, pero conservará rencor contra todo el mundo. La única persona que lo hará volver en sí, será Samantha, interpretada por una fantástica Cécile de France. El encuentro con Samantha dentro de una peluquería cambiará la vida del pequeño protagonista.

Ella se hará cargo de él durante el fin de semana, pero, ¿Esto será suficiente al pequeño Cyril para poder encontrar su camino?, ¿Encontrará en Samantha aquella figura femenina que nunca ha tenido?, ¿Conseguirá crear con ella una conexión que será más fuerte que un vínculo de sangre?. Su relación no será nada fácil, procederá a tentativos y a errores. Son sumamente importantes, dentro de la película, los largos paseos que los dos realizarán con sus respectivas bicicletas. Momentos que harán alejarse a Cyril de aquel estado de alienación y de aversión en el que se encuentra contra todo aquello que está a su alrededor. La historia es bastante simple, no tiene una trama entrelazada, pero la carga emocional es enorme.

Con su habitual estilo neorrealista, los hermanos Dardenne cuentan una historia cotidiana de forma natural y al mismo tiempo extremamente íntima. La cinematografía de los hermanos belgas se distingue siempre por algunos elementos caracterizantes como el simbolismo. El protagonista tiene una relación morbosa con su bici, porque ella representa el único vínculo que tiene con el padre, a menudo también se recuerda, con el flujo de agua, el avance implacable del tiempo en contraposición con la inmovilidad de los personajes. No podía faltar en una película de los Dardenne la poesía, esta vez presente en el guión y en los ojos de los protagonistas que desbordan infinitas emociones, pero sin necesidad de incurrir a sentimentalismos desagradables. La cámara, parecer ser atraída por los cuerpos que giran delante de ella y por los cuales se siente fuertemente fascinada. El resultato es un película que posee una fuerza motora entusiasmante, donde el leitmotiv está representado por el continuo vaivén de Cyril, que atraviesa incansablemente todos los lugares de la narración, con particular atención al bosque, lugar metafórico de la tentación. Todo esto indudablemente representa para el pequeño Ciryl la búsqueda extenuante del afecto paterno, negado en repetidas ocasiones. Es imposible no compararlo con la protagonista de "Rosetta" (la obra maestra de los Dardenne), donde el personaje se mueve dentro del espacio narrativo con una insistencia casi histérica, emblema de la angustiante desocupación.

Una novedad aportada por los Dardenne es la, si bien parsimoniosa, presencia de la banda sonora. Los directores justifican esta elección, necesaria, atribuyendola a la construcción fabulística alrededor de la cual gravita el significado completo de la película. Sin embargo, la música que se advierte de vez en cuando en los momentos de mayor pathos, parece poner en relieve fastidiosamente algo ya percibido claramente, un exceso del que se podía absolutamente prescindir. La impresión en efecto, non es aquella dela empatía, sino, al contrario, del extrañamiento. Por lo general la película está en línea con la bella (e importante) filmografía de los directores, manteniendo el estilo de rodaje realista, y evitando cualquier forma de manierismo. Un espectáculo destinado a todos los amantes del género.

Valoración : 7.5/10


En dos palabras : Auténtica, esencial y lineal en la escritura. "Le Gamin Au Vélo" se presenta como una especie de fábula, donde los personajes son llamados a afrontar la pruebas más difíciles para poder alcanzar la paz final, que no necesariamente se traduce en un final feliz, sino más bien en el ser consciente de poder contar con el apoyo de otra persona. Los hermanos Dardenne cuentan una historia de simple y conmovedora humanidad. Recomendable.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...