enero 24, 2012

Película del día...

Senna - Asif Kapadia , 2010

Ayrton Senna falleció el 01 de mayo de 1994, a treinta y cuatro años, a causa de un accidente que tuvo lugar en el Autódromo Enzo e Dino Ferrari de Imola durante el Gran Premio de San Marino, pocas horas después de haber contribuido a la idea de volver a instaurar la GPDA (Grand Prix Driver's Association), asociación de pilotos de la Fórmula Uno, ya activa en los años sesenta y setenta, con el objetivo principal de proteger la seguridad de los corredores en la pista. La asociación se activará poco después y la del campeón brasileño será la última muerte durante una carrera en F1.

Tres veces ganador del título mundial, verdadero "ídolo de las multitudes", personaje siempre al centro de las crónicas deportivas como aquellas de gossip, Ayrton Senna ha encarnado perfectamente la idea del deportista que ama "vivir al máximo", pero sin ese (hasta cierto punto) gusto por los excesos que a menudo caracteriza la existencia de ciertas personalidades en el mundo del deporte. Con sus buenos modales, carácter pacato y aquella inconfundible voz tranquila, conquista fácilmente las simpatías de todos, especialmente la de sus compatriotas, que veían en sus triunfos también una oportunidad de redención para todo el Brasil, país que en esa época conocía pocas satisfacciones.

"Senna", presentado (y premiado) al Sundance Film Festival 2011, representa el debut en este campo de Asif Kapadia, director británico de origen hindú, autor de la apreciada "The Warrior "(de no confundir con la película sobre la MMA protagonizada por Tom Hardy y Nick Nolte), y de la poca considerada “Far North” (con una espléndida Michelle Yeoh). Estudiando y seleccionando, se dice, quincemil horas de material, Kapadia ha ensamblado entrevistas, servicios televisivos, rodajes de las competiciones y escenas de vida privada, para poder reconstruir la brillante carrera del piloto desde su debut en la Fórmula 1 en 1984 hasta la tristemente famosa curva Tamburello, donde terminarían sus competiciones y su vida. Diez años de retos y victorias, reconstruidas, también, con los comentarios de aquellas personas (colegas, técnicos, periodistas) que vivieron de cerca aquellos años. De estos maravillosos diez años faltan algunos aspectos controvertidos (ninguna referencia a Eddie Irvine, ni al noviasgo con la joven de quince años de edad), tal elección facilita la empatía hacia el piloto, pero esto no depende sólo de la presunta hagiografía que algunas personas han visto en la película, sino más bien por la habilidad que Kapadia ha tenido en el describir Senna como un personaje interesante que ha vivído el automovilismo con pasión, y cuyo mayor reto no se encontraba en el famoso circuito, sino contra el establishment, como cuando criticó abiertamente a los directivos por la introducción de la nueva generación de vehículos con tecnología avanzada a bordo.

A la luz de esta polémica, incluso la rivalidad con Alain Prost, co-piloto de Senna en la McLaren, asume un significado particular en la película, visto que el dueño de la FIA, Jean-Marie Balestre era partidario decididamente del piloto francés (del cual, como era previsible, emerge un retrato no precisamente entusiasmante). Aunque sí quizás es demasiado simple resolver todo afirmando que Senna es el héroe de la historia y Balestre (desaparecido en 2008), el malo, los mejores momentos del documental son aquellos en donde sale la naturaleza rebelde de Ayrton, junto con aquello en donde emerge su lado más sensible, como por ejemplo su reacción a la muerte de Roland Ratzenberger, el coetáneo piloto austriaco, que falleció en Imola durante las pruebas de clasificación para el Gran Premio de San Marino, y donde Senna encontraría la muerte al día siguiente (entre otras cosas, había decidido que, si vencía, habría ondeado la bandera de Austria en memoria del colega fallecido).

 El resultado más bello de "Senna" es el de ser capaz de hacernos entender la clase de piloto que era, y esto gracias a la generosa labor de los editores Chris King y Greger Sall que reconstruyen las competiciones con un ritmo y una energía que no dejaría descontentos a los aficionados de "Fast & Furious". La Academy Award no ha aceptado "Senna", entre los finalistas para la categoría de Mejor Documental (una decisión que podría parecer increíble, si no se supiera que estas personas son las mismas que hace unos años dieron un tratamiento similar a "Grizzly Man" de Werner Herzog), pero, fortunadamente, habiendo sido distribuida regularmente en America, puede competir en otras categorías, entonces, sería estupendo si el trabajo de estos dos genios se tuviera en cuenta en la categoría de mejor montaje. "Senna" en Italia no ha tenido una buena distribución (una semana en cartelera), pero es sin lugar a dudas una película a reivindicar, incluso por aquellas personas que nunca han estado interesadas ​​en la Fórmula 1.

Valoración : 9/10


En dos palabras : Nunca es fácil realizar un óptimo documental, incluso cuando el material disponible es sumamente interesante : sin embargo Asif Kapadia realiza un trabajo extraordinario, seleccionando cuidadosamente el material más atractivo para proponer, ya sea a los aficionados que a los neófitos, la figura de una campeón sobre el cual hay mucho que contar. La película está perfectamente equilibrada en todos sus aspectos, y sobre todo es capaz de entusiasmar incluso a los que no sienten interes por los deportes, en virtud de la extraordinariedad de los acontecimientos y del marcado acento sobre las figuras humanas al interior de los habitáculos.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...